Decía Pablo Picasso que los colores, como las facciones, siguen los cambios en las emociones. Razón no le faltaba porque la magia del color se transforma en una fuerza expresiva y poética que nos permite mostrar nuestras emociones. Para aquellos que no crean del todo estas afirmaciones, a continuación vamos a demostrarlo con datos.

Según revela una investigación de una marca de cosmética en argentina sólo el 12% de las mujeres mencionan el negro o el blanco como sus colores favoritos, pero asombrosamente, el 75% de las mujeres los consideran los colores elegidos para vestirse cada día.

Para el 97% de las encuestadas los colores son fundamentales para la vida de las personas y son un reflejo de la personalidad, de los estados de ánimo, los sentimientos y las emociones. Está claro que son una parte importante de la vida cotidiana y, además, están directamente relacionados con el bienestar. Entonces… ¿por qué quedarse sólo en el blanco y en el negro cuando es posible vivir la vida a todo color?

Para Carolina Aubele, especialista en moda y colaboradora del estudio: “los colores son energía pura, afectan a cómo nos sentimos, generan sensaciones y estados de ánimo. Comunican, trasmiten un mensaje no verbal y potencian la belleza natural de cada persona. Sin duda los colores nos ayudan a vivir y sentirnos mejor”. Muestra de ello es que el 93% de las mujeres percibe que el color tiene incidencia directa sobre el estado de ánimo en sus vidas y casi el 90% cree que los colores pueden definir su personalidad. Además, asocian el color a la vida en un sentido positivo, a través de palabras clave como alegría, felicidad, energía, sentimientos, emociones, expresión, comunicación y belleza. En   muchos casos, incluso, definieron a los colores como “alimento para el cuerpo y el alma”.

Ranking de colores

Entre los colores que no usarían, las mujeres a las que se realizó el estudio eligieron el marrón, un color que carece de ambición, y el naranja, un color audaz. Más del 90 % de las encuestadas aseguró que hay ciertos colores que potencian su belleza natural, lo que demuestra que la mayoría sabe qué colores las hacen ver y, sobre todo, sentirse guapas.

No sabemos si este estudio encaja 100% con lo que piensan las españolas hoy en día pero desde luego nosotros sí que admiramos los colores, nos encanta sentir su energía en cada una de las casas del complejo. ¡Espera! Ahora que lo pensamos bien…la idea de personalizar cada casa de La Brizna nació de la mente de dos mujeres ¡¡Nieves y María!!

Sobre el Autor:

 

Deja un comentario